lunes, 15 de septiembre de 2014

Preparando Crónicas para generar la Leyenda


Desde hace ya bastante tiempo que no puedo hacer este tipo de entradas, y ningunas otras para que decir tonterías, el caso es que aunque llevo una buena racha jugona, gracias a los amigos de la toda la vida y a esa vena de sangre nueva que nos trajo la Logia de Aventureros. 

Seguía sintiendo que me faltaba algo y no era otra cosa que poder sentir de nuevo en mi cabeza el cierto control de contar una o varias historias gracias a la sinergia de personajes creados por un grupo de juego. La siempre complicada y delicada tarea de dirigir Campañas, de mayor o menor extensión.

El primer problema que normalmente, sobretodo últimamente, siempre me encuentro y en cierta manera el que me ha hecho paulatinamente también ir dejando de escribir en el blog es el tiempo, es el escalón de prioridades que cada persona tiene según sus condiciones y circunstancias y evidentemente también la falta de organización personal. Vamos intentando arreglar esto último...

La segunda dificultad, es una que en el fondo sé que es más personal que la primera aunque parezca extraño y es sin duda alguna el grupo de personas que forman la mesa, no quiero que me mal interpreten. Nunca he tenido un grupo fijo de jugadores más de 2 años aproximadamente y aunque me ha venido muy bien para saber adaptarme a cualquier tipo de grupo a la hora de dirigir e inclusive jugar es algo que me he dado cuenta que me ha llegado a condicionar sobremanera a la hora de enfocar las campañas, ¿porqué? las comparaciones, el error de intentar comparar unos grupos del pasado con otros del presente o incluso del futuro. Sobretodo cuando diriges al mismo juego o alguna partida que ya has dirigido; y para poder generar esa campaña difícil de olvidar es conocer muy bien a tus jugadores y al cambiar mucho de grupo no es tan fácil conectar rápidamente con los nuevos jugadores.

La tercera y última sería encontrar el juego o sistema de juego donde todos nos sintamos cómodos para crear sin problemas y tener una base de reglas lo bastante sólida para que tras jugar algunas partidas no sólo los personajes sientan que evolucionan sino que no se sientan ni condicionados ni etiquetados por sus elecciones iniciales a la hora de crear el personaje. Esto que parece tan absurdo no hay muchos juegos que lo consigan, bajo mi más estricto personal punto de vista. 

Tras más de un mes y varios intentos vamos a probar con el sistema del Reino de la Sombra es el que más nos ha convencido para involucrarnos todos y dedicarle un esfuerzo por el amor que le tenemos este hobby. 

Ya os contaré si conseguimos empezar, avanzar y formar unas buenas Crónicas que generen nuestra propia Leyenda. 


2 comentarios:

  1. Espero tus impresiones, das mucha envidia con esa vida tan roleramente activa que dices que estás llevando :)

    ResponderEliminar
  2. Me sumo a lo dicho por Argéntea: quién pudiera jugar aunque sea una partida todos los meses...

    ResponderEliminar