lunes, 17 de marzo de 2014

Superviviente o Controlador, pero siempre Z Corp

Junto a Undead on Arrival, el último suplemento aparecido el pasado viernes para Z Corps, se han publicado dos cuadernillos bastante interesantes que siguen la guía del cuaderno del héroe publicado anteriormente para el juego de rol Yggdrasill. 


Como es de imaginar, ambos han sido publicados por Holocubierta Ediciones manteniendo el formato rústica y grapado lógico en el caso de libritos de este formato y número de páginas (12 numeradas en el caso del Cuaderno del Superviviente; 16 en el Manual del Controlador). La portada es la misma en ambos casos, a todo color con el logo de la serie en grande, fondo en la línea de lo ya conocido y a todo color y parte posterior, también a color, con un mapa de Estados Unidos, muy útil a la hora de ubicarse en el lugar de la misión. En la primera página del interior, blanco y negro manteniendo la estética del resto de libros, se puede personalizar el ejemplar con los nombres del personaje, el jugador, fecha de creación, etc.




A partir de aquí ambos libros presentan algunas variantes. El Cuaderno del Superviviente cuenta con una corta introducción donde se establecen las normas básicas de supervivencia, una serie de diez directrices básicas que todo superviviente conoce dado que OneWorld ha intentado que su conocimiento se expanda lo máximo posible. A continuación aparece una versión resumida del proceso de creación del personaje, lo suficientemente explicada como para que cualquiera pueda crear su pj sin tener que revisar en el manual básico, junto con las normas básicas para realizar pruebas de habilidad y acciones durante el juego. Esto es un compendio de rápida consulta que agilizará notablemente las partidas al permitir que todo el mundo pueda leer en caso de duda lo necesario para ir pensando en las acciones de su personaje antes de que le llegue el turno de decidir. 


La ficha ampliada es la apuesta más interesante del cuaderno. Tiene hasta seis páginas donde escribir toda la información habida y por haber sobre el personaje, desde el nivel de estrés y heridas hasta historial y notas donde se pueden detallar lugares en los que se ha estado con bastante detalle para su mejor consulta. Se completa con una última página con la forma de gastar los puntos de experiencia acumulados durante la partida.


El Manual del Controlador presenta una estructura similar. En este caso la introducción habla de lo que es formar parte de este grupo, las obligaciones que implica y códigos y tipos de misión, así como un breve resumen sobre OneWorld. Está pensado como si fuera una guía para un recién llegado al equipo, una curiosa y eficaz forma de presentar la información. Le sigue la creación de personaje, tal como en el otro cuaderno, y las normas básicas para hacer pruebas de habilidad y acciones durante el juego.


De nuevo la ficha ampliada es la parte fundamental de este cuaderno, con ocho páginas de extensión, donde se puede consignar toda la información sobre el personaje y su equipo y trae un espacio extenso para las misiones, donde se puede incluir tanto un resumen de ésta como las localizaciones implicadas. Como curiosidad, hay un espacio para hablar del equipo en el que está el personaje e incluir los nombres de sus mandos. Se completa con una última página con la forma de repartir los puntos de experiencia, exactamente igual que el otro cuaderno.


Los dos cuadernitos, como el de Yggdrasill, son una forma muy práctica de tener un compendio de reglas básico para un jugador en un formato asequible y fácil de usar, también incluye la información básica que deben conocer para interpretar en esta ambientación sin tirar demasiado de la madeja que se va intuyendo desde las primeras aventuras del manual básico. La presentación es amena, sencilla y asequible, así como su precio, 3 euros cada uno, lo que los convierte en un complemento interesante para los jugadores de esta ambientación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada