jueves, 20 de febrero de 2014

Blue Max - Nuevo Juego de Tablero de Edge

Es increíble el constante goteo de Juegos de Mesa que inundan el mercado aunque hay que reconocer que sólo algunos consiguen hacernos girar la cabeza para echarles un vistazo y este es el caso de la inminente publicación de Edge, Blue Max.


Blue Max

 Blue Max, un juego de combate aéreo para 2-6 jugadores, ambientado en los grandes conflictos aéreos de la Primera Guerra Mundial. Cada jugador interpretará el papel de un piloto de caza que intenta derribar los aviones enemigos. Los jugadores están agrupados en dos bandos: Aliados y Potencias Centrales. El bando que derribe el mayor número de aviones enemigos gana.

Hoy ponemos a tu disposición, como siempre en la web de Extras del juego, el libro de reglas del juego para que puedas descubrir todos los detalles de esta nueva edición de Blue Max. ¡Prepárate para la inminente batalla en los cielos!


Al comienzo de la Primera Guerra Mundial, los generales no tenían muy claras las posibilidades de los aviones, pero la necesidad es la madre del ingenio. Usa estas reglas para descubrir todas las opciones de tus aviones y tener una importante ventaja respecto a tus rivales, y álzate con la victoria en el primer gran conflicto bélico a nivel mundial.

Promoción de prepedido para Blue Max

Para celebrar la inminente llegada de este gran juego de combates aereos en la Gran Guerra, todos los prepedidos realizados en nuestra tienda online o en tu tienda física habitual recibirán como regalo tres aviones promocionales, incluyendo las cartas de los avión y las respectivas fichas.

 
Los nuevos aviones promocionales.


La guerra aérea fue uno de los frentes más importantes de la Primera Guerra Mundial. Por primera vez, el avión se utilizó a gran escala como un arma táctica y estratégica. Surgieron las especialidades de caza, bombardeo y reconocimiento, y se diseñaron aviones de forma específica para cumplir con estas tareas. A pesar del escepticismo inicial, las nuevas armas demostraron ser muy útiles para proveer información actualizada y rápida acerca del terreno, así como la disposición y movimientos de las tropas enemigas. Su aparición en el campo de batalla permitía a las fuerzas, entre otras cosas, descubrir los detalles de las posiciones enemigas en la guerra de trincheras.

La guerra aérea fue uno de los frentes más importantes de la Primera Guerra Mundial. Por primera vez, el avión se utilizó a gran escala como un arma táctica y estratégica. Surgieron las especialidades de caza, bombardeo y reconocimiento, y se diseñaron aviones de forma específica para cumplir con estas tareas. A pesar del escepticismo inicial, las nuevas armas demostraron ser muy útiles para proveer información actualizada y rápida acerca del terreno, así como la disposición y movimientos de las tropas enemigas. Su aparición en el campo de batalla permitía a las fuerzas, entre otras cosas, descubrir los detalles de las posiciones enemigas en la guerra de trincheras.

Blue Max

La mayoría de los aviones iniciales de la guerra tenían como característica común una gran estabilidad, que permitía a los pilotos poco experimentados (muchos de los cuales tan sólo tenían tres o cuatro horas de vuelo de entrenamiento) volver felizmente a casa. Sólo fue más tarde, cuando los pilotos ganaron experiencia, los aviones se construyeron y se utilizaron para realizar maniobras de combate más complicadas.

Las armas de los aviones tuvieron una rápida y fuerte evolución. Al principio, los pilotos llevaban armas personales, como pistolas o fusiles, así como bombas que arrojaban contra las tropas en tierra. Al mejorar los motores y permitir más peso en los aviones, se les empezó a armar con ametralladoras montadas sobre el propio avión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada