lunes, 6 de febrero de 2012

El Devorador de Almas



La noche era fría, el viento del mar llegaba hasta aquel puente a través del río, un
viento gélido que se metía hasta los huesos, un frío polar que le hacia recordar lo que había
pasado momentos antes y su corazón de cristal se rompía con el hecho de la muerte. La
muerte, esa bella dama de negro, que desde pequeña la había seguido, su madre al nacer, su
padre a los pocos años y luego sus abuelos, y desde la tierna edad de los quince años cuando
todos los demás viven de sueños e ilusiones, descubriendo las maravillas del mundo, ella
tuvo que rendirse a la realidad, a ese fantasma que desde su nacimiento la perseguía, esa
maldición que la atormentaba, pensaba en terminar todo arrojándose al vacío, aquel río
podría tragársela y acabar con todo, con su vida en la calle y terminar de esa manera con la
venta de su cuerpo en el barrio rojo de Londres y con la perdida de su mejor amiga que
había aparecido muerta apenas hacia dos horas, la única persona a quien había querido y
que había desaparecido tan solo tres días atrás.

Volvió a darle una calada al porro, lo único que la ausentaba de la realidad por
unos instantes, y recordó los sueños que su amiga había tenido antes de desaparecer, sueños
que ella misma llevaba teniendo estas tres ultimas noches. La ciudad desierta y ella corría
perseguida por alguien que cada vez estaba mas cerca, pero siempre se despertaba antes de
que le alcanzara, aunque el frío que sentía con la proximidad de su perseguidor le hacia
sentir en el cuerpo que el viento que la golpeaba allí sobre el río, no era mas que una brisa
de primavera...


Hace mucho tiempo que escribí esta aventura de Ragnarok, un juego patrio que muchos de nosotros conocemos, la hice para introducir a unos amigos en el mundo del rol, para que dentro de un mundo más o menos realista pudieran sentir la tensión y al mismo tiempo poder disfrutar de la aventura.

Os ofrecemos la edición 2.5, igual que la segunda edición, solo que en esta ocasión los amigos del Circulo de Zerom le han colocado una portada y alguna cosa más. Como ya digo en el prefacio de la misma, no esperaba una segunda edición y ahora ya si que mucho menos una edición 2.5, de modo que después de haber sido puntera en las descargas de la antigua SPQRol, os la vuelvo a ceder para que sigáis disfrutándola. Supongo que el exito de su numero de descargas tiene que ver con la simpleza de su historia pero al mismo tiempo pudiendo convertirse en una autentica película de terror. Cambien puede que sea por el cariño que le puse al escribirla dedicándosela a alguien que fue mi especial en vida y a quien nunca olvidaré, mi prima Helena.

De modo que para inaugurar la sección de aventuras del Circulo de Zerom, aquí os dejo "El devorador de Almas"

La historia nos transporta a Londres alrededor del año 2006 o 2007, cuando un asesino en serie se dedicó a asesinar a prostitutas como si fuese el propio Jack el destripador. Los personajes, ya incluidos en la aventura son los jugadores, quienes deberán encontrar y vencer al asesino, descubriendo que todo va más allá de lo mundano cuando se averigua que una de las chicas asesinas es familia de uno de los magnates de la ciudad...

La aventura comienza en el descubrimiento de uno de los cuerpos, una chica asesinada y otra con su novio la cual esta teniendo los mismos sueños extraños que las demás antes de morir, un policía que persigue a un asesino tan misterioso como mortal, una vieja vidente que ve a través del velo de la humanidad y un periodista de la prensa sensacionalista que persigue fama y dinero, son los personajes de esta aventura...



Texto e Idea: Miguel Ángel López Torralba
Dibujos: Alex "Koña"


2 comentarios:

  1. Decir que tras muchos debates porque esto llevamos comentándolo desde Diciembre al final decidimos no añadirle NADA a la aventura. Nos gusta tal y como está.

    Espero que la disfrutéis y pronto os traeremos más tanto nuevas como viejas, y para otros juegos.

    ResponderEliminar
  2. Como siempre un Honor ser publicado por aqui Sendel,

    ResponderEliminar