miércoles, 14 de julio de 2010

El Origen (1º Parte)

Todo comenzó un día que en el grupo de toda la vida y el master de siempre.... Carmelo, Dioni, Murillo, Sierra, después estaban los que pasaban temporadas por enfados con el Carmelo... Julio, Antuan, Aijon, Victor. Y otros que vinieron de vez en cuando... los cuales eran machacados por Carmituro con su especial delicadeza de matarte semana tras semana, hasta dos veces por semana la hoja de personaje, hacer un avión con tu amada ficha tirarla por la ventana de un octavo, y demás cosas que no relataré por vergüenza ajena...

Me llegó mi hora y ya cansado de tantas cosas, yo también me enfade con él viendo que jamás me dejaría dirigir normalmente sin estar ahí para "hundirme". Decir que a lo largo de los años hemos intentando en innumerables ocasiones hacer las paces algo que resultó imposible y la última vez casi acabamos a golpes.

Así que me independicé de malas maneras, después de hacerme un gran vacío, y que Julio se arrastró conmigo a los pozos negros de la ignorancia. Julio siempre serás un gran amigo pase lo que pase.

Las cosas iban bien, aunque siempre con la sombra de Carmelo por ahí, tenia un grupo muy grande, demasiado grande, jugábamos muchisimo, y se me subió un poco a la cabeza, no podía controlarlo, me empezó a pasar como a Carmelo. Ahora entiendo bien porque era así... nosotros le dejábamos...

En ese grupo mio, destacaría muy y mucho, aparte del mencionado Julio, Emilio, Rafa Nevoc, Rubiño, y de mi grupo de conocidos más tardíos o gente que empezaba a Pepe Donovan, que siempre estuvo ahí a pesar de como era. Hay más nombres, pero el tiempo dejó claro que su presencia no merece al pena del recuerdo.

Todo se descontroló el último año de instituto, pasé una crisis dura en casa, algo que afectó a todo mi alrededor, y desemboco en el final de una época llena de excesos que no quiero olvidar, porque aprendí mucho y encima me lo pase salvajemente... Hacer botellón un Lunes por la mañana con los restos del fin de semana no tiene precio. Así que todo se rompió y Carmelo aprovechó que tenía gente en mi alrededor que más que amigos eran autenticas sanguijuelas, me dieron practicamente todos de lado. Todo acabó si sin más.

La campaña en juego llevaba más de año y medio de juego, era al Señor de los Anillos, probábamos otros juegos, pero no nos llenaban lo mismo... Todos los personajes tenían profundas historias ya, muy poderosos, una campaña increíblemente apoteósica entre las fuerzas del bien encarnadas en Zerom, un dios creado por Rafa Nevok en principio en plan coña que al final resultó que todos adoraron y respetaron, y el mal encarnado en Set, el hermano de Zerom. No contaré más detalles...

Pasaron muchos muchos años, todos dispersos por ahí... Todos estos años, no es que fueran malos años de rol, sino años muy duros, sin casi gente, el grupo que conseguiamos juntarnos casi siempre era Pepe, Lucas, y aparte gente que pillabamos como Samu el Leña, Jorge, Samuelenco, etc. Estos años fueron salpicados también por breves estancias en puntalón, y poco más... También pasamos por el época fuerte del warhammer, y de ir mucho al ciber. A pesar de todo hay recuerdos que jamás olvidaré...

Después de todo esto, y peleas con la asoc Corvus, se empezó una reconcilación con AC y eso desemboco durante aproximadamente unos 4/6 meses jugando todos los viernes por la noche con muchisimo sueño, pero también con muchisimas ganas, a Rol. Aquí después de muchos años un gran amigo del pasado volvió a dar señales de vida... Julio, que le gusta mucho desaparecer temporadas para meditar.

Pero las cosas cambian y yo iba a cambiar de trabajo no podía mas con el que tenia, AC tenia diferentes presiones de su entorno, y la cosa se iba a acabar, casi daban ganas de llorar, después de conseguir algo de estabilidad se iba a romper y era inminente... Cuando AC ofreció a Pepe dirigir a unos chavales que tenían muchas ganas pero no tenían ni idea, cosa que a Pepe no le motivaba, pero a mi sí, así que cuando se rompió la cosa nos pusimos en contacto con estas personas y... todo comenzó...
... Continuará...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada